La radio educativa con el reto tecnológico de nuestros días

Educación El Alto Portadas
La radio educativa debe devolver la palabra a la población
La radio educativa debe devolver la palabra a la población

El Alto, 3 de noviembre (VV). José Ignacio López Vigíl, uno de los mayores referentes de la radio en América Latina, aseguró que los nombres de la radio educativa o popular pueden haber cambiado pero su fin es el mismo, ponerse al servicio de la gente.

La radio educativa no es solamente aquella que enseña a leer y escribir, sino aquella que “ha devuelto la palabra a la gente” y de esa manera ha colaborado a construir ciudadanía, eso es lo más educativo, se trata de una radio que esté al servicio de su audiencia, aseguró López Vigíl.

Para el radialista apasionado, las nuevas tecnologías permiten acciones que antes no se podían ni pensar, las radios educativas deben impulsar a los oyentes a ser periodistas a través de las redes sociales, mediante el celular el oyente también puede “informar y denunciar”, dijo.

Una radio educativa tiene que intervenir con la población en la lucha contra los abusos que se dan constantemente contra la ciudadanía, contra las mujeres, la niñez y contra el planeta, tramitando soluciones a esos problemas, señaló López Vigíl.

Para el experto, la radio goza de excelente salud por tratarse de un medio más cómodo para conversar, no requiere de equipos muy caros, el reto, reiteró, es hacer uso de las nuevas tecnologías, en especial de las redes sociales, para hacer programas más participativos.

La radio educativa en Bolivia y América Latina

A principios de los 50 surgieron en Bolivia las radios mineras y programas en lengua aimara en algunas radios paceñas.

En América Latina la radio popular se incia a mediados del siglo pasado con las “escuelas radiofónicas” en Colombia. En más de una década se fortalece hasta convertirse en un sistema de educación no formal denominado Acción Cultural Popular (ACPO). Esta experiencia se replica en Bolivia con la creación de la Educación Radiofónica Boliviana (1967), promovida por la Iglesia Católica. Estas experiencias inspiraron notablemente en varios países de la región hasta conformar (1972) la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER)

En la actualidad, la radiodifusión educativa y popular en Bolivia tiene un gran respaldo constitucional y leyes nacionales. Por una parte se reconoce a la comunicación y la información como derechos fundamentales de la población (CPE). Por otra parte, se redistribuye equitativamente el espectro radioeléctrico en función de la pluralidad socio-cultural del país (Ley 164). Así, la distribución de frecuencias radiodifónicas será del 33% para el Estado y un porcentaje similar para radios comerciales. En cambio, lo social comunitario podra acceder en un 17% y los pueblos indígena originario campesinos en iguales porcentajes. En consecuencia, la radio educativa en el proceso de cambio goza de gran perspectiva y es necesario seguirla fortaleciendo. Hoy han proliferado las radios comunitarias, sindicales, sociales y estan en franco proceso de desarrollo. Por la misma salud de la comunicación y la democracia este es un hecho verdaderamente histórico.

Revisión general

Resumen