¿Cómo eliminar la corrupción gubernamental en las contrataciones estatales?

Economía e industria País Portada

¿Cómo eliminar la corrupción gubernamental en las contrataciones estatales?La corrupción gubernamental en América Latina se ha incrementado en los últimos años a niveles escandalosos en muchos casos. Gobiernos como los de México, Colombia, Argentina[1], entre otros enfrentan denuncias de corrupción aclaradas o resueltas de manera insatisfactoria. Aunque esta problemática no corresponde, en apariencia, a ninguna ideología política, se da en funcionarios públicos dominados por el mercantilismo. Tampoco podría afirmarse que es exclusiva de esta región, pues afecta al resto de los países que comparten el Planeta. En consecuencia, eliminar la corrupción gubernamental es una de las tareas mundiales más importantes que debe afrontarse en la actualidad. Se trata, por tanto, de generar mecanismos de transparencia en la gestión pública de todos los gobiernos.

La corrupción gubernamental o corrupción política, es un fallo de la gestión pública ocasionada por los fallos del mercado. Sus causas y consecuencias han sido expuestas con bastante claridad y desde distintas ópticas.[2] Lo que corresponde es, sin embargo, puntualizar lo más destacado de dichas consideraciones.

Causas principales de la corrupción gubernamental

Las causas predominantes de esta problemática serían: las estrategias de algunos bloques de poder, los funcionarios oportunistas y el mercantilismo.

Muchos grupos económicos de poder que participan directa o indirectamente en los gobiernos utilizan la gestión pública para beneficiarse ampliamente. Obtener preferentemente contratos estatales, reducir regulaciones que les son desfavorables, enriquecerse de manera ilícita son ventajas, entre otras, que obtienen sobre el resto de la población.

Los funcionarios públicos oportunistas y, por tanto, carentes de valores y principios altruistas, aprovechan su situación laboral favorable para enriquecerse. Reciben coimas o pagos extras para favorecer trámites o contratos estatales, desvían fondos públicos en su favor, realizan negociados encubiertos y toda operación que les genere ganancias más allá de los sueldos que perciben.

El mercantilismo o la economía de libre competencia de proveedores para acceder a los contratos estatales generan varias estrategias mercantiles. Una de estas estrategias es la promoción de la corrupción de funcionarios públicos, promovidas por empresas carentes de responsabilidad social. Sin embargo, la estrategia empresarial de corromper al personal de las entidades estatales tiene su eco en funcionarios públicos oportunistas.

Consecuencias de la corrupción de los gobiernos

Las consecuencias se concentran básicamente en la disminución de los recursos públicos y la ineficiencia de la gestión pública. Existe mucha documentación sobre la primera cuestión, sin embargo será muy significativa la referencia del caso mexicano. “El Banco de México señaló que para 2015, la corrupción le costó al país el equivalente al 9 por ciento del PIB, es decir, 1 billón 602 mil 986 millones 130 mil pesos. El Banco Mundial coincidió con la cifra y agregó que la cantidad podía compararse con el 80 por ciento de la recaudación de impuestos nacional.”[3]

La ineficiencia gubernamental es consecuencia de la corrupción que afecta no solo a la gestión pública, sino a la población. Cuando un funcionario público es corrompido deja de cumplir con su trabajo a plenitud. No ejercer controles rigurosos de calidad y es permisivo con quienes le otorgaron favores extras. Tampoco se esfuerza por ejecutar lo programado para una gestión. Por tanto, las obras y servicios encargadas a este tipo de funcionarios no están garantizados suficientemente para la población.

La corrupción gubernamental es global y por tanto estructural

Según las encuestas de percepción de corrupción gubernamental realizadas por Transparencia Institucional (TI)[4], todos estos gobiernos tendrían niveles de corrupción. El TI diseñó un instrumento para medir la precepción de corrupción gubernamental: el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC). Los valores del IPC son 0 puntos para el país más corrupto y 100 puntos para el país menos corrupto. En 2016 por ejemplo, Dinamarca y Nueva Zelanda con 90 puntos serían los países más transparentes. En cambio, Sudán del Sur con 11 puntos y Somalia con 10 puntos serían los países más corruptos del mundo.

Ahora bien, si la corrupción afecta a cientos de países, con distintos grados, esta problemática es global y por tanto estructural. Por tanto, la solución para eliminar la corrupción gubernamental también debe corresponder a estos niveles.

Estrategia para eliminar la corrupción gubernamental.
Para comprar el libro, haz click en la imagen
Para comprar el libro, haz click en la imagen

La administración pública y los mecanismos de contrataciones estatales se basan en los supuestos de la modernidad y la corrupción en los de la postmodernidad.  Una posible solución para eliminar la corrupción de los gobiernos seria trascender este umbral modernista y postmodernista. Pensar y repensar en otros ámbitos.

Una propuesta muy interesante al respecto se presentó en 2011 con la publicación del libro La comunicación pública externa.[5] Aunque su enfoque es bastante particular, el autor caracteriza la causa de esta problemática, identificándola como un fallo del mercado. La competencia incontrolada de los proveedores al sector público sería una de las mayores razones que llevarían a estos delitos. Aunque las regulaciones al respecto abundan en muchos países con rigurosas leyes anticorrupción como es el caso de Bolivia, las denuncias y hechos de corrupción continúan en el mundo.

La propuesta explicada en el citado documento centra su atención no en redundar en las regulaciones como se hace mayormente. La solución, más bien, se encontraría en un nuevo paradigma resultado de la simbiosis de la modernidad con el indigenismo. Trastocar la modernidad para el encuentro con los conocimientos y experiencia de los pueblos indígenas originarios de Bolivia. Es pues una propuesta que emerge de estos lados del Planeta (la Madre Tierra) para el mundo entero. Para seguir leyendo, haz click aquí…

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_Percepci%C3%B3n_de_Corrupci%C3%B3n

[2] Idem, y sus referencias, bibliografía y enlaces externos

[3] ¿Cuánto le cuesta a méxico la corrupción, violencia y pobreza? http://www.sinembargo.mx/13-08-2015/1447572

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_Percepci%C3%B3n_de_Corrupci%C3%B3n

[5] García Guerra, Johny Luis, La comunicación pública externa, EMUS ediciones, Bolivia, 2011

Revisión general

Resumen

Deja un comentario